La vuelta al trabajo después del desempleo

Integrarse en un puesto de trabajo nuevo después de haber estado desempleados exige un proceso de adaptación que en algunas ocasiones nos resultará difícil y nos requerirá realizar un gran esfuerzo por nuestro parte.

Es importante por ello valorar el clima laboral en el que vamos a integrarnos. Si es posible, conviene realizar esta valoración antes de incorporarse, incluso desde la entrevista de trabajo. Toda la información que consigamos nos ayudará a que el proceso de adaptación nos resulte más sencillo.

También conviene que aprendamos de los errores pasados. Debemos realizar un análisis y una reflexión profunda de los errores que cometimos en nuestros anteriores empleos, con el fin de no repetirlos en el nuevo puesto de trabajo.

Una vez nos incorporemos debemos encajar en ese nuevo empleo. Los primeros días pueden resultarnos difíciles, ya que no conoceremos nuestras funciones y puede resultarnos complicado conocer a los nuevos compañeros y conseguir ganarnos su confianza y que nos permitan integrarnos en el grupo. También puede resultarnos difícil acoplarnos al nuevo jefe, ya que desconoceremos sus niveles de exigencia y el tipo de relación que podemos mantener con él.

Tras los primeros días, una vez que hayamos conseguido integrarnos, debemos plantearnos estrategias que nos ayuden a cuidar ese puesto de trabajo y, a ser posible, hacernos imprescindibles en la nueva empresa. Por ello, explicaremos una serie de consejos que pueden ayudarnos a mejorar vuestro desempeño y la valoración que hagan de nosotros en nuestro nuevo empleo.

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR