¿Cómo vencer la frustración en la búsqueda de empleo?

La búsqueda de trabajo es una tarea ardua, larga y complicada. Durante este proceso, a medida que los rechazos se vayan sucediendo y que el tiempo que pasamos desempleados va haciéndose más largo, es fácil que vayamos sintiéndonos cada vez más frustrados y que sintamos ganas de tirar la toalla. Por desgracia, decidir que no vamos a trabajar y que nos merece la pena rendirnos, no solamente no es sano, sino que es imposible para la mayoría de nosotros, así que abandonar no es la solución.

Para conseguir vencer la frustración es importante tener en cuenta algunas de las siguientes pautas:

  • Asegurarse de estar llevando a cabo nuestra búsqueda de trabajo de manera eficaz: Debemos analizarnos a nosotros mismos buscando nuestras cualidades y puntos débiles a la hora de conseguir el empleo que queremos. Intenta ponerte en el punto de vista del empleador y preguntarte qué estarías buscando tú para cubrir ese puesto y si reúnes las cualidades necesarias. Asegúrate de que esas cualidades quedan plasmadas de manera clara tanto en tu curriculum como en la carta de presentación y que las recalcas en la entrevista de trabajo. Otra manera en la que puedes mejorar tus posibilidades de contratación es acudir a tus contactos. Tanto familiares como amigos, antiguos compañeros de trabajo o clientes pueden conocer a alguien que necesite personal y recomendarte. No tengas miedo de preguntar y apoyarte en ellos en estos momentos.
  • Ten una actitud positiva: No te plantees la búsqueda de empleo como una pesadilla o una pesada carga. Afróntala como un desafío, como un nuevo reto que podrás superar. Aprende de los errores, busca nuevas soluciones a los problemas y piensa que cada día estás un poco más cerca de lograr tu objetivo.
  • Sé realista: Si piensas que conseguirás el trabajo soñado en un par de días y sin esfuerzo, será muy probable que acabes frustrado. Intenta analizar tu situación de manera realista, piensa en los trabajos a los que puedes optar con tu formación y capacidades, hazte consciente de que puede resultar un proceso largo e intenta prever las dificultades que encontrarás en tu camino y qué puedes hacer para solucionarlas.
  • No te culpabilices: Culparte por los errores o fracasos no te ayudará en tu búsqueda de empleo. Analiza siempre si estás haciendo todo lo que está en tu mano para conseguir un empleo y evalúa los errores para aprender de ellos y estar más preparado para ocasiones futuras. Si estás haciendo todo lo posible, no tienes nada de lo que culparte o arrepentirte y, antes o después, tendrás tu recompensa.

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR