Tipos de entrevista de trabajo

No todas las entrevistas de trabajo son iguales. Hay diferentes tipos de entrevista según el número de entrevistados, el momento en que se realiza, el tipo de preguntas… En cada una de ellas se busca diferente información del pasado profesional y las características personales de los candidatos, por lo que conviene conocerlas todas y saber cómo debemos comportarnos. Los tipos más habituales son los siguientes:

Según el momento del proceso de selección:

  • Entrevista preliminar: Es una entrevista breve en la que se hace un breve repaso del curriculum del aspirante. Se suele utilizar para descartar candidatos cuando hay demasiados para un puesto. Conviene llevar bien preparado nuestro curriculum para responder con seguridad.
  • Entrevista en profundidad: Busca conocer en profundidad al candidato, tanto en su aspecto profesional como en sus cualidades personales. Es una entrevista más larga destinada a valorar si realmente el candidato es el adecuado para el puesto.

Según el número de entrevistados:

  • Entrevista individual: Es la más habitual. El candidato se reúne con el entrevistador y contesta a sus preguntas.
  • Entrevista grupal: El entrevistador reúne a varios candidatos. Puede pedir que hagan una presentación de su experiencia profesional pasada y cualidades personales enfrente de los demás candidatos, hacerles debatir un tema, pedirles que trabajen en equipo… Normalmente sirve para descartar candidatos y, los que pasen esta prueba, serán llamados para una entrevista individual en profundidad.

Según el tipo de preguntas:

  • Entrevista estructurada: El entrevistador tiene preparado un cuestionario o serie de preguntas iguales para todos los candidatos. Suele constar de preguntas sobre la experiencia laboral del candidato para compararlas con las respuestas de los demás aspirantes al puesto.
  • Entrevista no dirigida: No hay una serie de preguntas establecidas sino que el entrevistador charla con el candidato de manera libre y no preparada. Los temas pueden variar desde la experiencia profesional del candidato hasta cualquier tema de actualidad u opinión. Se busca una impresión del candidato como persona más que sus antecedentes profesionales.
  • Entrevista mixta: Es una mezcla de las dos anteriores. Es la más habitual: se comienza repasando el curriculum del candidato con preguntas preestablecidas y, una vez que se establece un clima de confianza, se pasa a mantener una conversación más libre y distendida.

Otros tipos de entrevista:

  • Entrevista de panel: El aspirante se enfrenta a varios entrevistadores. Algunos de ellos pueden hacer preguntas, otros mantenerse en silencio y sólo observar. No es un tipo de entrevista común.
  • Entrevista de tensión: Se trata de un tipo de entrevista en el que el entrevistador trata de descubrir si el aspirante tolera la presión emocional y si sabe mantenerse relajado ante una situación difícil. Para ello puede utilizar trucos como quedarse callado mucho tiempo después de que el entrevistado acabe de responder a su última pregunta, creando un silencio incómodo y esperando a ver cómo reacciona el candidato. Otras maneras de provocar tensión son llevarle la contraria en todas sus afirmaciones, dudar de la veracidad de lo que cuenta el entrevistado, interrumpirle mientras habla… No es un tipo de entrevista común pero, si detectamos este tipo de comportamiento, debemos esforzarnos por mantener la calma y seguir respondiendo, casi como si ignoráramos su comportamiento inadecuado.

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR