¿Cómo encajar los primeros días en un nuevo empleo?

Los primeros días en un nuevo puesto de trabajo suelen ser muy duros para todos. No solamente se trata de desenvolverse en un lugar nuevo, con funciones que no conoces, sino que has de encajar también con las exigencias del jefe y con tus compañeros de trabajo. Esto puede hacer que nos sintamos ansiosos y pensemos que lo hacemos todo al revés, sintiéndonos desmoralizados. Para evitar esto, es conveniente seguir una serie de consejos:

  • Para encajar en el lugar: No tengas miedo de preguntar. Es tu primer día y los demás comprenderán que no sepas dónde se encuentran las cosas, dónde tienes que sentarte… Puedes aprovechar además que tienes que hacer esas preguntas para mostrar tu interés y comenzar un contacto con algunos de tus compañeros de trabajo.
  • Para conocer tus funciones: Si la empresa no tiene un plan de bienvenida en el que se te expliquen tus funciones concretas ni has recibido un curso de formación específica para el puesto, es normal que te sientas desorientado y no sepas qué hacer. Mantén la calma y pregunta a tus compañeros, que seguramente estarán encantados de ayudarte. Si encuentras muchas dificultades, puedes pedirle a uno de tus superiores que te permita observar durante un tiempo a alguien con tus mismas funciones. Eso demostrará tu interés y te permitirá ponerte al día en poco tiempo.
  • Para encajar con las exigencias del jefe: Los jefes, como todas las personas, tienen su personalidad particular, su nivel de exigencia, su estilo de liderazgo propio… Para conocerlo y poder encajar, lo ideal es preguntar a tus nuevos compañeros y observar y estar atento a todos los detalles.
  • Para encajar con tus compañeros de trabajo: Cuando llegamos a un nuevo puesto de trabajo, solemos encontrar que nuestros compañeros ya están divididos en pequeños grupos formados por la afinidad entre sus miembros. Conseguir entablar una relación de trabajo cordial no es difícil a no ser que seas una persona muy tímida. Bastará con que saludes, sonrías, hagas preguntas, te muestres dispuesto a colaborar en lo que se necesite… Sin embargo, establecer una relación más estrecha puede llevar algo de tiempo y es posible que por ello durante los primeros días te sientas solo. Piensa que pasará y que sólo debes tener paciencia. Si eres una persona con iniciativa, puedes dar tú el primer paso a la hora de incluirte en uno de esos grupos, preguntando si puedes acompañarles en la hora del café o uniéndote a ellos en la entrada o la salida del turno. Lo más habitual será que te digan que sí y que puedas integrarte sin más dificultades.

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR