Presentación espontánea

Las maneras habituales de encontrar trabajo son a través de conocidos (familiares o amigos que puedan recomendarnos) o respondiendo a las diferentes ofertas que podamos encontrar en periódicos, páginas de Internet de búsqueda de empleo, bolsas de trabajo…

Sin embargo, éstas no son las únicas formas en las que podemos conseguir un nuevo empleo. Tenemos la posibilidad de realizar una presentación espontánea, es decir, ofrecernos para cubrir un puesto sin que haya un aviso o anuncio para ello.

Esta forma de buscar trabajo puede resultar algo más lenta que las tradicionales, ya que, aunque nuestro curriculum resulte idóneo para una empresa, puede que en ese preciso momento no dispongan de ninguna vacante o que no puedan permitirse nuestra contratación. Sin embargo, es una manera de abrirse puertas de cara al futuro, ya que la empresa nos conocerá, se habrá interesado por nosotros y nos tendrá en mente en el momento en el que quede disponible un puesto para el que resultemos adecuados. Además, nuestra presentación espontánea le hablará a la empresa de nuestra capacidad de iniciativa y nuestra predisposición al trabajo.

Hay diversas formas de realizar una presentación espontánea:

  • Presentándote en la empresa personalmente: Es necesario acudir con un curriculum y una carta de presentación en la que expliquemos por qué creemos que encajaríamos en esa empresa y qué podríamos aportar. Esta forma de presentación nos permite asegurarnos de que nuestra solicitud llegue a la persona adecuada y abre la posibilidad de que algún responsable de selección hable con nosotros en ese mismo momento.
  • Escribiendo cartas de presentación: También deben ir acompañadas de nuestro curriculum. Permite llegar a un gran número de empresas si hacemos un mailing masivo pero debemos dedicarle tiempo y adaptar la carta y el curriculum a cada empresa concreta a la que la enviemos.
  • Ofreciéndose como becario: Esta forma puede dar muy buen resultado sobre todo si acabas de finalizar algún periodo de formación y necesitas experiencia. Trabajar de becario te permitirá ganar la experiencia necesaria para poder presentarte a otros puestos y también existe la posibilidad de que a la empresa en la que estás le guste tu manera de trabajar y te contrate formalmente.
  • Presentando proyectos: Se trata de utilizar tus conocimientos para realizar un proyecto concreto que pueda resultar beneficioso para la empresa a la que vas a presentárselo. Aunque esta forma de presentarse requiere mucho trabajo y esfuerzo, suele ser muy valorada por las empresas, ya que con él demuestras tus conocimientos, capacidades y tu interés e iniciativa, con lo que dejas de ser un candidato más.

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR