Preparar lo Mejor Posible la Entrevista de Trabajo

Una vez que has concertado la primera entrevista con la empresa y antes de asistir a la misma, debes preocuparte por conocer todo lo que puedas sobre la empresa y el puesto que vas a desempeñar. Para esto, es importante que conozcas bien a que se dedica la empresa y como se mueve el sector al que pertenece. Si haces esta investigación previa, en la entrevista quedarás muy bien ya que el entrevistador entenderá que sabes sobre la empresa y que te has informado sobre ella. En esta investigación previa, deberás informarte sobre cual es la misión de la empresa, su objetivo, su filosofía como empresa, etc. El hecho de que hayas buscado y conozcas esta información sobre la empresa antes de la entrevista, te ayudará en diferentes aspectos. Primero demostrarás al entrevistador que tienes un interés real por trabajar en la empresa, ya que te has preocupado por informarte.

Otro aspecto positivo es que te permitirá preparar mucho mejor la entrevista, hacer preguntas relevantes al puesto y a la empresa. De esta forma, evitarás que gran parte del tiempo de la entrevista la pierdas hablando de aspectos que son de conocimiento público o cuya información habrías encontrado fácilmente en internet. Estos aspectos te ayudarán a que la entrevista termine bien. Esto demuestra que estas interesando en obtener el puesto de trabajo, que tienes interés y que estas dispuesto a esforzarte para conseguirlo.

Si también sabes para qué puesto vas a ser entrevistado o al menos para que área funcional, es bueno que investigues y que te informes al respecto. Es importante que sepas como se desenvuelven los profesionales en ese área o en ese puesto, cuales son las responsabilidades y las tareas que conlleva ese puesto, etc. En este caso lo que puedes buscar no tiene que ser necesariamente información sobre la empresa en si, sino también información sobre como se desenvuelve una persona que trabaja en ese área o puesto determinado ya sea en esa empresa o en cualquier otra. Esto es especialmente importante si se trata de un área funcional para la que no tienes experiencia. De esta manera, puedes demostrar también que conoces la labor que hay que realizar en el puesto y destacar aquellas partes de tu currículo y experiencia que mejor se adapten al puesto en cuestión. Además, puedes demostrarle al entrevistador que te sientes capaz para realizar ese puesto de trabajo y porque motivos crees que tu perfil se adecua al del puesto que pretendes ocupar.

Para buscar información, sobre la empresa, el puesto y el sector, puedes recurrir a conocidos tuyos que trabajen en esa empresa o en alguna similar o que pertenezca al mismo sector. También puedes recurrir y pedir información a alguien que desempeñe ese mismo tipo de trabajo, aunque sea en otra empresa.

También puedes buscar información en Internet sobre la empresa. Generalmente la mayoría de las empresas tienen su propia página web en la que hablan de la empresa, de sus productos, de su misión, de sus objetivos, sus proyectos e incluso de su cultura empresarial y de lo que esperan de sus empleados. Asegúrate que revisas muy bien la página web de la empresa antes de acudir a la entrevista de trabajo.

Es importante que utilices bien la información que tienes sobre la empresa y que pienses antes como vas a introducir esa información durante la entrevista. Lo normal es que esta información salga de forma natural durante la entrevista, ya sea porque el entrevistador te lo pregunta directamente o porque alguna de sus preguntas lleva implícito ese conocimiento. Si no es así, no te obligues a ti mismo a meter esta información de forma “forzada” o “poco natural” durante la entrevista. Ten en cuenta que al final de la entrevista, siempre suele haber un momento en el que el entrevistador contesta a diferentes preguntas que puedas tener. Si no ha habido forma de hacer saber al entrevistador antes que se ha investigado sobre la empresa, ese puede ser un buen momento para hacer alguna pregunta que lo ponga de manifiesto. Pero asegúrate que la pregunta la haces de forma natural.

La realidad es que la mayoría de las personas que acuden a una entrevista, no van a tomarse el tiempo para hacer este tipo de averiguaciones. Por ello y si tú las haces, te estarás diferenciando sobre los demás entrevistados e incrementando así tu probabilidad de que te elijan

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR