Debes Practicar antes de la entrevista

Conseguir una entrevista, especialmente cuando se trata de una empresa en la que uno tiene mucho interés en trabajar, puede ser uno de los pasos más difíciles de lograr. Por ello y una vez has conseguido la entrevista, es importante que pongas todo aquello que esté a tu alcance para que la entrevista te salga lo mejor posible y termine en una oferta laboral.

Antes de ir a una entrevista de trabajo es importante que te prepares a conciencia sobre como debes ir, que vas a hacer y que vas a decir. Cuanto más preparado estés, más difícil será que te tomen por sorpresa y por lo tanto mas probabilidades tendrás de que te vaya bien en la entrevista. Si no vas preparado, seguramente podrán ponerte nervioso con alguna pregunta o es posible que no sepas responder ante las preguntas de tu entrevistador y que puedas quedar mal parado para el resto de la entrevista.

Por este motivo, es importante que por un lado, te preocupes de tu presentación, tu ropa, tu peinado y de otros aspectos para asegurarte que causarás una buena impresión con tu imagen. Por otro lado, debes investigar acerca de la empresa y del puesto de trabajo y por ultimo es muy recomendable que practiques, e incluso hagas un simulacro de la entrevista para ir preparada y tener posibles opciones de respuesta.

Siempre debes llevar preparada la siguiente información:

  • Debes llevar preparada por lo menos una pequeña presentación sobre tus estudios, tus capacidades, tus trabajos anteriores y el rol que desempeñabas en cada uno de ellos.
  • También es importante que sepas responder sobre tus objetivos y expectativas profesionales.
  • Es importante que puedas hablar sobre tu visión sobre el puesto de trabajo y sobre la empresa, sobre que puedes ofrecerle a la empresa y que crees que ese puesto de trabajo te puede ofrecer a ti, como por ejemplo la posibilidad de crecer profesionalmente.
  • También puedes preparar una breve explicación sobre los motivos por los cuales te interesa trabajar en esa empresa.

Cuanto mas personalizada sea la entrevista, más notarán el esfuerzo que hiciste y el interés que tienes en lograr acceder a ese puesto de trabajo.

Si no tienes experiencias y apenas has hecho entrevistas, puedes pedirle ayuda a algún amigo o familiar que te podría ayudar, incluso haciendo un posible simulacro de entrevista. De esta forma, evitarás que el entrevistador te tome por sorpresa y el nerviosismo te asalte durante la entrevista. La mejor ayuda la conseguirás de alguien que tenga experiencia en la contratación de empleados o en la búsqueda de trabajo (y que por tanto haya hecho bastantes entrevistas). Cuando prepares la entrevista, ten en cuenta que no todas las entrevistas serán iguales y que estas variarán también dependiendo del puesto y empresa al que optas o a la que quieras optar.

Comments are closed.