En la Entrevista Debes Hablar Correctamente y Cuidar Movimientos y Gestos

Durante una entrevista de trabajo, es importante que te preocupes por la comunicación que vas a establecer con tu entrevistador. Existen dos maneras distintas de comunicar durante la entrevista y es importante que no descuides ninguna de las dos.

Por un lado está la comunicación verbal y por otro lado la comunicación no verbal o gestual. Debes tener en cuenta que estarás comunicándote con al entrevistador de ambas maneras y no debes descuidar ninguna de las dos.

Sobre la comunicación verbal, es importante que seas muy respetuoso y educado, que hables bien y con propiedad y en la medida de lo posible usando palabras técnicas y profesionales que se relacionen con el puesto de trabajo para poder demostrar tus conocimientos sobre el tema. De todas formas, tampoco exageres los tecnicismos ya que es posible que el entrevistador no conozca a fondo tu puesto de trabajo y por lo tanto, le podrías confundir o podría entender que no vas a poder comunicarte adecuadamente con personas de otros Departamentos. Por ello, es importante que antes de utilizar un lenguaje excesivamente técnico, evalúes si el entrevistador lo va a entender o no.

En cuanto a la comunicación gestual, es importante también tomarla muy en cuenta. La postura que adquieras, como te sientas, como te mantienes en pie, como das la mano y otros aspectos gestuales, están comunicando muchas cosas sobre ti. Siempre es importante que te sientes bien, ni muy relajado ni muy rígido, a una distancia prudencial y manteniendo la mirada con tu entrevistador para demostrar seguridad. También es conveniente evitar los tics y movimientos que denoten cierto nerviosismo, como por ejemplo los movimientos de manos continuos, acomodarse el cabello, tocarse el rostro, etc. Es normal estar nervioso en una entrevista de trabajo pero no debes dejar que esto te sobrepase ni que distraiga a tu entrevistador y hacer que su atención se centre en esto.

Sobre la comunicación no verbal también es importante tener en cuenta otras cuestiones como por ejemplo, hablar a un volumen moderado, ni gritando, ni a un volumen muy bajo que denote inseguridad. Cuando estés diciendo cualquier cosa, debes sonar convencido y no como si estuvieras pidiendo autorización para poder afirmar lo que piensas. Algunas otras cuestiones que debes tener en cuenta es prestar especial atención a tu entrevistador y seguir el eje de su conversación. No queda bien hablar demasiado así como tampoco quedarse callado. Lo ideal es saber encontrar el punto medio. Tampoco está bien visto interrumpir al entrevistador o quedarse callado o tardar mucho para responder a una pregunta.

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR