En la Entrevista de Empleo Debes Venderte Bien

Durante la entrevista, tendrás que hablar de ti, de tu experiencia, de tus capacidades, de tus defectos, de tus virtudes y de tus puntos fuertes. Esto es algo que habitualmente te preguntarán en una entrevista, casi siempre en relación con el puesto de trabajo que deseas ocupar. Por este motivo, es recomendable que analices esto previamente y trates de pensar en cuales son tus virtudes y capacidades que te ayudaran a venderte más fácilmente. Una buena idea es pensar y ponerte en los zapatos de tu entrevistador y tratar de pensar cuáles de tus características son las que más valorarías en una persona que quisiera ocupar el puesto para el que te vas a entrevistar. De esta manera, te darás cuenta sobre cuales son los aspectos de tu currículo y experiencia que primero debes sacar a relucir durante la entrevista para crear una opinión favorable en el entrevistador. Uno debe saber cuáles de sus características son las que más ayudarán a captar la atención de un posible entrevistador. Esto no quiere decir que uno deba mentir sobre su experiencia, características y capacidades sino que es importante que se de cuenta de qué aspectos debe resaltar especialmente sobre su experiencia y sobre su persona y también qué aspectos callar o no destacar. Si se trata de un trabajo para desempeñar en un Departamento de Exportación y no tienes ninguna experiencia de ventas, destaca tu nivel de inglés, cuanto te gusta tratar con personas y lo rápido que aprendes. No comentes que no tienes experiencia en ventas. Aunque difícilmente el entrevistador dejará pasar este importante punto, intenta que la entrevista se centre en otros aspectos que son más favorables para ti.

Si tienes experiencia laboral, deberías relacionar tus anteriores trabajos con el trabajo que desempeñarías y para el que estás siendo entrevistado y de esta manera trata de ver antes de que te serviría lo que has aprendido o la experiencia que tienes para aplicarlo también a ese nuevo trabajo. La experiencia previa siempre es bien valorada y a veces uno puede tomar ciertas experiencias de un puesto anterior, por más distinto que sea, y aplicarlas al nuevo puesto. Por ejemplo, si en el pasado has trabajado de camarero en un restaurante durante un verano, házselo saber al entrevistador para que vea que tienes experiencia tratando con clientes y aprovecha para comentarle los aspectos que más te gustaron sobre esa experiencia laboral y lo que aprendiste. Siempre es importante que de cualquier experiencia laboral saques experiencias positivas.

También es importante que analices tus debilidades. No debes aparentar ser perfecto, pero debes pensar minuciosamente y con sumo cuidado que debilidades estas dispuesto a exponer que no te afecten significativamente. Puedes pensar cuales son tus debilidades que de alguna manera también puedan tener un aspecto positivo. Por ejemplo, si eres demasiado obsesivo y perfeccionista con el trabajo , este aspecto puede ser considerada una debilidad pero al mismo tiempo y para determinados trabajos, se considerará positivo.

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR