Preguntas sobre experiencia laboral en las entrevistas de trabajo

Una parte muy importante de la entrevista de trabajo se centrará en tus empleos anteriores. Es importante ser sincero, destacar las funciones que desempeñabas que estén relacionadas con el trabajo al que optas y dar una impresión de persona competente y seria. Podemos agrupar las preguntas que te realizarán en las siguientes áreas:

  • Tipo de trabajos: El entrevistador, fijándose en tu curriculum vital, hará un breve repaso de tus trabajos anteriores, preguntándote principalmente el área a la que se dedicaba la empresa y qué funciones desarrollabas dentro de ella.
  • Responsabilidades: El entrevistador puede preguntarte por tus funciones específicas, tu capacidad de tomar decisiones, si tenías o no personal a tu cargo, los problemas a los que tenías que enfrentarte y cómo los solucionabas…
  • Relación con el puesto ofertado: Tendrás que relacionar las capacidades y habilidades que desarrollaste en tu anterior empleo con las necesarias para el puesto actual. Si los puestos ocupados anteriormente eran muy similares al puesto al que te presentas, quizá ni siquiera te pregunte sobre ello. Si tus trabajos anteriores no tenían nada que ver, tienes que buscar las habilidades que crees que podrían serte útiles, dependiendo del puesto al que optas, tales como organización, trato con el público, capacidad de liderazgo…
  • Motivos de baja en los empleos anteriores: Estas pueden ser las preguntas más delicadas. El entrevistador intentará deducir por tus respuestas si eres una persona inconstante que abandona sus trabajos, si eres problemático y por ello te despiden… Intenta ser sincero pero reduciendo las partes negativas y buscando la parte positiva de tu despido o renuncia. Por ejemplo, en lugar de decir “Me llevaba tan mal con mi jefe que acabe marchándome” puedes decir que te marchaste porque buscabas una empresa con un mejor ambiente de trabajo en el que pudieses demostrar todas tus capacidades. No muestres nunca resentimiento hacia tus empleadores anteriores o hables mal de jefes o compañeros.
  • Si no posees experiencia laboral previa, céntrate en las prácticas o voluntariados que hayas realizado. Intenta explicar las capacidades que has aprendido con esas actividades y mostrarte como una persona dinámica, activa, con iniciativa y ganas de aprender. Hay empleadores que prefieren contratar gente sin experiencia laboral previa que pueda haberles enseñado malos hábitos y a los que formar desde el comienzo.

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR