Veinte maneras de conseguir el empleo que deseas

Conseguir un nuevo empleo no es una ciencia exacta. No podemos decirte exactamente qué puedes hacer para conseguir el empleo soñado en quince días, ya que depende de muchos factores como la situación del mercado laboral actual, el entorno profesional al que te dediques, tus expectativas profesionales y salariales y, sobre todo, tu actitud ante este desafío. Sin embargo, sí podemos darte una serie de consejos que te ayudarán en este proceso:

  • Valórate a ti mismo: Ten siempre en cuenta tus cualidades positivas, tanto personales y profesionales, y no dejes que la situación de desempleo te haga sentir menos válido. Mantén siempre una actitud positiva.
  • Concéntrate en tus cualidades: Ten siempre en mente las habilidades y cualidades que te hacen único y especial, utilízalas para darte fuerzas para seguir luchando por tus objetivos y asegúrate de hacerlas ver en tus curriculums y entrevistas.
  • Confía en ti mismo: Cuida tu autoestima y tu seguridad en ti mismo. Te sentirás mejor y, además, esa confianza se reflejará en tu actitud y te hará más atractivo en los procesos de selección.
  • Piensa de forma positiva: Haz una lista de pensamientos positivos que te animen, suban tu autoestima y te ayuden a creer que superarás esta situación y repítetelos a ti mismo cuando te encuentres bajo de ánimos.
  • Acepta tus limitaciones: Nadie es perfecto y tú tampoco pero eso no significa que tengas que culpabilizarte, sentirte inferior o avergonzarte.
  • Estudia tus posibilidades: Analiza tus cualidades profesionales y personales y compáralas con las necesidades del mercado laboral. Con ello encontrarás los puntos fuertes que debes resaltar en los curriculums y entrevistas y los puntos débiles que deberías esforzarte en mejorar.
  • Busca la mejora: Plantéate si necesitas nuevos conocimientos o habilidades para resultar competitivo en el mercado actual y ponte manos a la obra.
  • Controla tu ansiedad: El desempleo es una gran fuente de estrés pero podrás controlarlo conociéndote bien a ti mismo, llevando una vida activa y afrontando esta situación con una mentalidad positiva.
  • Ábrete a nuevas posibilidades: No te cierres a lo que conoces de siempre. Plantéate nuevos caminos y posibilidades, nuevos conocimientos que adquirir, nuevas habilidades que desarrollar…
  • No te obsesiones: Si sólo buscas un tipo de trabajo, con un sueldo y tipo de contrato indiscutible, estarás cerrándote a múltiples posibilidades y aumentarás tus posibilidades de fracaso.
  • Sé realista: Analiza tus capacidades y la situación del mercado y compáralo con el tipo de trabajo que quieres conseguir. Si vas buscando el trabajo perfecto, es muy posible que no lo encuentres. Quizá debas pasar por otros trabajos para acercarte a tu ideal y hacerte a la idea de que el trabajo perfecto no existe.
  • Trabaja en la búsqueda de empleo: Dedica unas horas al día a la búsqueda de empleo y tómatelo como si fuese tu empleo actual. Intenta ser metódico y organizado.
  • Dedica un tiempo para ti: No te obsesiones con la búsqueda de empleo. Una vez hayas cumplido el tiempo que te marcaste, dedica el resto del día a actividades sociales o de ocio.
  • Busca nuevas actividades: Intenta encontrar actividades que mejoren tus cualidades, tu autoestima, tus contactos sociales… Aprovecha para dedicarle unas horas a esa afición que nunca pudiste practicar por falta de tiempo.
  • Mantén unos hábitos saludables: Intenta conservar un orden en tus horarios de sueño y comidas y dedica un tiempo diario a la práctica de algún deporte o ejercicio.
  • Cuida los contactos personales: No te aísles ni intentes hacer ver que no necesitas a nadie para superar tu situación. Comparte tiempo con tus familiares y amigos y busca gente de confianza en la que apoyarte.
  • Afronta el desafío: No interpretes tu situación como un castigo sino como un reto que puedes superar. Piensa en las situaciones negativas por las que has pasado en tu vida y en como lograste superarlas.
  • Celebra los pequeños triunfos: Alégrate con cada pequeña victoria, ya sea haber mejorado tu curriculum, que te hayan llamado para una entrevista, haber conocido a un contacto que quizá pueda ayudarte…
  • Afronta el rechazo: No te tomes el rechazo como algo personal. Es algo por lo que todos debemos pasar en el proceso de búsqueda de empleo y no quiere decir que seas menos válido que el resto de candidatos.
  • Aprende de los errores: Analiza los rechazos y las entrevistas fallidas y pregúntate en qué puedes mejorar para tener más probabilidades de éxito en el futuro.

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR