Aprender de los errores pasados

Los errores que hayamos podido cometer en otros trabajos y que pueden haber sido la causa que nos hizo perder esos empleos no deben atormentarnos ni obsesionarnos. Culpabilizarnos y avergonzarnos por ellos sólo conduce a la depresión, a que nos sintamos faltos de fuerza y esperanzas y no seamos capaces de luchar por conseguir un nuevo puesto de trabajo.

La manera correcta de tratar los errores cometidos en nuestros empleos anteriores pasa por los siguientes puntos:

  • Ser tolerantes con nosotros mismos: Debemos aprender a perdonarnos y aceptar que, al igual que el resto de seres humanos, podemos equivocarnos. Muchas veces somos más duros con nosotros mismos de lo que lo seríamos con otras personas en nuestra misma situación.
  • Analizar sus causas: Debemos estudiar esos errores pasados y preguntarnos por qué sucedieron, qué otras opciones teníamos, si realmente estuvo en nuestra mano arreglarlos… Muchas veces este análisis nos servirá para perdonarnos, ya que descubriremos que no teníamos más opciones disponibles. Otras nos permitirá conocer la causa de nuestros fallos y buscar soluciones para no volver a cometerlos.
  • Prepararnos para el futuro: Una vez que sepamos las causas de nuestros errores, estaremos más preparados para buscar herramientas que nos permitan evitarlos en el futuro. Si la causa fue el desconocimiento de algo, podemos formarnos. Si fue debido a algún rasgo de personalidad podemos valorar la posibilidad de intentar cambiarlo.

Hay otras personas que no consiguen aprender de sus errores ya que no aceptan haberlos cometido. Achacan sus fracasos laborales a la mala suerte, a la envidia de sus compañeros, a las manías de su jefe, a la situación del mercado laboral… Estas personas acumulan resentimiento y no aprenden nada nuevo de las situaciones que han vivido, por lo que no evolucionan y vuelven a caer en los mismos errores una y otra vez. Si tu vida laboral está plagada de malas experiencias, quizá deberías hacer un análisis profundo de las causas y aceptar tu parte de responsabilidad. Puede ser la única manera de conseguir que tu vida laboral deje de estar condenada al fracaso y se encamine a un nuevo rumbo mucho más satisfactorio.

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR