Después de la Entrevista de Trabajo

Al terminar la entrevista, y si no te lo dicen, pregunta cuáles serán los próximos pasos a seguir. De esta forma, demostrarás confianza de que el proceso va a seguir adelante. Con independencia de cómo haya ido la entrevista, tómate un tiempo para pensar y reflexionar sobre cómo ha ido la entrevista. Que cosas piensas que has hecho bien y que cosas crees que no has hecho bien, que preguntas crees que has contestado bien y que
preguntas no has sabido contestar o piensas que has contestado inadecuadamente. Con un poco más de tiempo, piensa también sobre como crees que deberías de haber contestado a esas preguntas. De lo que se trata aquí es que reflexiones sobre la entrevista y aprendas de tus aciertos y de tus errores, para que la próxima entrevista pueda salir todavía mejor. La probabilidad es relativamente alta de que el mismo tipo de preguntas se repita en otras entrevistas que vayas a tener por lo que cuanto más aprendas, mejor te irá en esas futuras entrevistas.

Después de la entrevista, y si el entrevistador te ha dado una tarjeta con sus datos y/o correo electrónico, determina la idoneidad de mandar una carta de agradecimiento o un correo electrónico agradeciéndole la entrevista. En este caso, puedes aprovechar el correo para reiterar tu interés en el puesto, recordar cuáles son tus cualidades para el mismo y cuáles son los aspectos de la empresa que más te han gustado o que piensas que más valdría destacar.

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR