¿Cómo vencer la depresión?

En algunos casos, la perdida del puesto de trabajo y las dificultades para encontrar un nuevo empleo, pueden conducir a la depresión. Esto es más probable si la persona llevaba mucho tiempo en su puesto, si tenía muy basada su autoestima y su percepción como persona en ese trabajo y si la situación de desempleo se mantiene en el tiempo, haciendo que se reduzcan las esperanzas de reintegrarse al mercado laboral.

Los síntomas más comunes de una depresión causada por la falta de empleo son los siguientes:

  • Inercia: La persona cree que no puede hacer nada por cambiar su situación y se deja llevar. Se rinde y es incapaz de seguir luchando por lograr sus objetivos.
  • Baja autoestima: La persona cree que ha perdido su valía, se culpabiliza por los errores pasados y cree que no tiene capacidades para solucionar su situación.
  • Cambio de hábitos: Suelen pasar mucho tiempo en la cama, ya que ni siquiera tienen fuerzas para levantarse por la mañana. Comen menos o de más en forma de atracones. Descuidan su aspecto físico y su higiene personal.
  • Cambios de humor: Pueden pasar de la apatía a la ansiedad, la ira o el llanto sin que parezca que haya una causa evidente.
  • Problemas físicos: Insomnio, pesadillas, trastornos gastrointestinales, jaquecas, debilidad general…

Para paliar este trastorno y salir de la depresión lo antes posible, es recomendable seguir los siguientes consejos:

  • Mantener un orden en el día a día: Hay que fijar unos horarios de sueño, comidas, búsqueda de trabajo, ocio… Seguir manteniendo una rutina proporcionará orden a nuestra vida y nos ayudará a mantener los niveles de actividad.
  • Mantenerse ocupado: Hay que buscar actividades que hagan que nos sintamos útiles y activos y que nos ayuden a mantener una autoestima alta. Puede ser un curso para mejorar nuestro curriculum o buscar otros campos laborales, alguna actividad manual, acudir a un gimnasio…
  • Mantener los contactos sociales: No quedarse aislado es la mejor vacuna contra la depresión. Es imprescindible seguir frecuentando al grupo de familiares, amigos y conocidos y contar con personas de confianza a las que podamos comentar nuestros pensamientos y emociones.
  • Buscar ayuda: Si no nos es posible afrontar la depresión por nosotros mismos, es recomendable acudir cuanto antes a un profesional cualificado que pueda ayudarnos.

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR