¿Qué hacer en una entrevista de trabajo?

Las entrevistas de trabajo son situaciones que a todos nos resultan incómodas, ya que nos exponemos a la valoración y el posible rechazo por parte de un extraño, además de causar una gran ansiedad por la importancia de lo que está en juego: un posible empleo. Sin embargo, hay una serie de reglas básicas que pueden ayudarte a sentirte más cómodo y seguro en las entrevistas y que favorecerán que las realices de manera adecuada:

  • Adáptate al puesto: Antes de acudir a la entrevista, investiga todo lo que puedas sobre la empresa, las funciones que deberías realizar, el posible perfil que están buscando… Puedes encontrar mucha información en Internet o a través de contactos personales. Con esta información podrás preparar tus respuestas para que se adaptan lo más posible a lo que están buscando.
  • Véndete a ti mismo: Asegúrate de conocerte bien a ti mismo, tanto en tus cualidades profesionales como personales. Esas cualidades conforman un perfil único, que no posee ningún otro candidato. Si consigues hacérselo ver al entrevistador, estarás mucho más cerca del objetivo. Intenta relacionar esas cualidades con el puesto al que optas, explicando las funciones y áreas en las que tus cualidades te harían destacar.
  • Escucha al entrevistador: La entrevista de trabajo debe ser una conversación, cuanto más amena y distendida, mejor. Escucha lo que el entrevistador te está preguntando y asegúrate de contestar ciñéndote a las preguntas. Si en lugar de escuchar estás planteándote qué deberías decir a continuación, parecerás distraído y poco interesado. Presta atención también a su comunicación no verbal (si te sonríe, si afirma con la cabeza, si parece aburrido…) para actuar en consecuencia.
  • Haz preguntas: Muchos entrevistados piensan que no está bien visto que hagan preguntas y se van de la entrevista sin resolver sus dudas. Una vez que el entrevistador haya terminado, puedes preguntar sobre las dudas que tengas sobre cuestiones como las funciones especificas del puesto, el tipo de jornada laboral o el proceso de selección en sí (cuándo llamarán a los candidatos, qué otros tipos de pruebas deberán pasar…). Estas preguntas demostrarán además tu iniciativa y tu interés por el puesto. Intenta evitar preguntas sobre salarios o vacaciones en la primera entrevista.

Intenta sobre todo estar cómodo y llevar la entrevista como una conversación normal entre dos personas. Si la conversación es amena y distendida y tú te sientes cómodo, es muy posible que el entrevistador esté sintiendo lo mismo. Se natural y muéstrate como eres.

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR