¿Cómo manejarse con un jefe agresivo?

Tener un jefe agresivo puede convertir el hecho de ir a trabajar en una pesadilla. Estas personas suelen sentirse superiores a sus empleados y disfrutan demostrando su poder, mirando a los empleados por encima del hombro, ridiculizando su trabajo, presionando a todo el equipo porque el trabajo no se hace como él ha marcado…

Este tipo de personas ahogan la creatividad, la iniciativa y el avance de los equipos de trabajo. Suelen encontrarse en la escala intermedia de mando, ya que han sido ascendidos por sus resultados como trabajadores, sin haberse parado a valorar sus características como líder. También se le puede encontrar como jefe de su propia empresa. Sea como sea, tener que vivir día tras días con humillaciones y presiones continuas puede resultar tan desagradable como para plantearse abandonar el empleo. Antes de llegas a ese punto, es posible probar algunas de estas soluciones:

  • 1.-Enfréntate a él: Si decides enfrentarte a tu jefe y decirle qué es lo que te molesta de su comportamiento, debes tener en cuenta estas cuestiones:
  • Hazlo siempre en privado. Una persona agresiva nunca dará su brazo a torcer en presencia de todo el grupo.
  • Expresa tus derechos: Explícale que, por mucho que sea tu jefe, no tiene derecho a humillarte o reírse de tu trabajo y que no vas a permitírselo.
  • Sé específico en tus quejas: No basta con decir que te sientes mal con sus comentarios. Pon ejemplos de su conducta, tanto contigo como con otros miembros del equipo, y de las consecuencias que eso tiene en el rendimiento de todos.
  • Explícale como le ven los demás: Debe ser consciente de que su comportamiento agresivo y vejatorio hace que el resto del equipo no le valore como líder.
  • 2.-Prueba el humor: Si consigues mantenerte sereno ante sus ataques y convertirlos en una broma, estarás consiguiendo que se de cuenta de que contigo su carácter agresivo no funcionará
  • 3.-Busca aliados: Es más fácil enfrentarse a este tipo de jefes si cuentas con el apoyo de tus compañeros. Si estáis unidos, tendréis más fuerza para luchar contra él e incluso presentar una queja ante sus superiores.

Ten en cuenta que, si la persona es muy agresiva o está muy respaldada dentro de la empresa, es posible que no consigas cambiar su conducta. Ante esto, tendrás que plantearte si las otras características del trabajo (estabilidad, salario, compañeros…) es lo bastante importante para ti como para tolerar estos comportamientos o si será mejor para tu equilibrio emocional buscar otro empleo.

Hay personas que han acabado totalmente destrozadas psicológicamente por la conducta agresiva de sus empleadores. Se pueden encontrar casos graves de ansiedad y depresión ocasionados por las agresiones y burlas continuas. Ante este tipo de conductas, debes plantearte que la ley está de tu parte y que este tipo de comportamientos son delictivos y pueden ser denunciados como mobbing o acoso laboral.

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR