Trabajar de voluntario como herramienta de búsqueda de empleo

Las personas desempleadas suelen estar sumidas en una situación de ansiedad que les impide hacer otra cosa que obsesionarse por encontrar un nuevo trabajo de forma inmediata. Por ello, plantearles a estas personas dedicar parte de su tiempo a una actividad de voluntariado, en la que no van a conseguir un trabajo de forma directa y no van a mejorar su situación económica, puede resultar difícil. Sin embargo, las actividades de voluntariado ofrecen beneficios directos e indirectos relacionados con la situación de desempleo y la búsqueda de un nuevo trabajo. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Mejora de nuestra situación psicológica: Trabajar como voluntarios hará que nos sintamos útiles como personas, que nuestra autoestima se eleve al estar haciendo algo bueno por los demás, que podamos poner en perspectiva nuestra situación al compararla con la de gente realmente desfavorecida…
  • Ocupa de forma útil nuestro tiempo libre: Las personas desempleadas pueden sentirse vacías y abandonadas durante las horas del día en la que sus familiares y amigos están ocupados. En lugar de quedarse en casa lamentándose por su situación y sumiéndose en la depresión, pueden dedicar ese tiempo a algo útil y que va a hacerles sentir bien, acompañados y necesarios.
  • Proporciona nuevos contactos: Si la actividad en la que trabajamos de voluntarios está relacionada con nuestro campo profesional, es posible que conozcamos gente que puede ayudarnos en nuestra búsqueda de empleo. Incluso aunque no esté relacionada, cuantos más contactos poseamos, más fácil será que alguien conozca a alguien que esté buscando a una persona de nuestras características.
  • Mejora tus habilidades sociales: El voluntariado ayuda a desarrollar habilidades sociales como la comunicación, el liderazgo y el trabajo en equipo, además de mejorar nuestra autoestima y nuestra confianza en nosotros mismos. Todas estas habilidades serán tenidas en cuenta por nuestros posibles futuros empleadores.
  • Mejora tu curriculum: Puedes añadir tus experiencias de voluntariado al final de tu curriculum. Son actividades que demuestran tu implicación, tu solidaridad, tu iniciativa… Todas estas características son muy valoradas en los procesos de selección.

En resumen, aunque ahora mismo estés obsesionado por conseguir un trabajo remunerado y pienses que dedicar algunas horas a la semana a trabajar como voluntario es una pérdida de tiempo, merece la pena que te lo cuestiones. Ahora mismo el tiempo es lo que más te sobra y con el voluntariado conseguirás una mejora inmediata de tu situación psicológica y aumentarás tus posibilidades de contratación futura.

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR