Analizar Puntos Fuertes y Débiles en Búsqueda Empleo

En el momento de buscar empleo, es importante que te plantees que trabajo te gustaría realizar. Una buena opción es anotar cuales serían las posibles áreas en las que te gustaría trabajar y por qué motivos. Es importante que no te cierres y no te limites a una sola opción o a lo que hayas hecho anteriormente, ya que estarías cerrándote puertas. Si amplías tu abanico de posibilidades y piensas en todos los trabajos que podrías desempeñar, tendrás muchas más posibilidades que si te limitas a uno o dos tipos trabajos. Además y si lo piensas suficientemente, seguro encontrarás más empleos que podrían gustarte y que podrías desempeñar sin problemas. A menudo, nosotros mismos desconocemos nuestras propias capacidades y lo que somos capaces de hacer y hasta desconocemos que podríamos disfrutar haciendo otros tipos de trabajos. Por ello, tómate un tiempo para pensar en los empleos que te gustaría desempeñar y en aquellos que te ves más capacitado para desempeñar. Este análisis previo te ayudará a buscar más posibilidades y además te puede sugerir un nuevo rumbo laboral que te motive más y te resulte más interesante que el que habías estado realizando hasta ese momento.

Además de pensar que te gustaría hacer, también es importante que pienses en tus capacidades, en lo que has ido aprendiendo con el paso del tiempo y en los empleos en los que podrías desenvolverte sin problemas. Seguramente también tendrás habilidades de las que ahora no eres consciente y existirá gran cantidad de trabajos que podrías desempeñar sin problemas.

Es importante que intentes congeniar ambos aspectos ya que tendrás más éxito, te resultará mucho más agradable y disfrutarás más de un trabajo que te guste hacer y que además, dadas tus características y capacidades personales puedas cumplir bien. En este caso, te resultará más sencillo convencer a un posible empleador durante la entrevista.

En este análisis, es importante que pienses también en lo que puedes ofrecer a una empresa. Concretamente, qué experiencia laboral o personal tienes y como encajan estos conocimientos y esta experiencia en la lista de posibles trabajos que has elaborado. Al pensar en lo que puedes ofrecer, replantea de nuevo la lista de los posibles trabajos ya que posiblemente habrán salido algunas nuevas opciones que se pueden añadir a esa lista. Piensa de qué forma vas a transmitir aquello que vas a poder aportar a la empresa durante la entrevista. Al fin y al cabo, ese es el aspecto fundamental que un entrevistador querrá saber, es decir, que es lo que cada uno de los candidatos podrá aportar a ese puesto de trabajo. Por ello, y aunque no te lo pregunte directamente, piensa en como trasmitirlo, de forma natural, para que el entrevistador se quede con esa idea. De esta forma, seguramente la entrevista te irá mucho mejor.

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR